Andrés Sarda, Hannibal Laguna, Ana Locking, Devota & Lomba, Agatha Ruiz de la Prada,… ¡¡SEGUNDO DÍA!!

 

Empezamos el segundo día de la mano de Andrés Sardá, la diseñadora Nuria Sardá ha hilvanado su propuesta en cuatro bloques que rubrican la cultura pop de los 80. El boom del aeróbic con Jane Fonda como una de sus protagonistas indiscutibles, el descubrimiento de los videojuegos, el nacimiento del videoclip que revolucionó el mundo de la música y las series de televisión. El foco de atención recae en los hombros y la cintura de la mujer, muy marcados. También pudimos ver un explosión de color, los escotes de pico muy pronunciados y la combinación entre el PVC y la piel vista. Y por supuesto, todos nos dejamos contagiar de la diversión y el disfrute de Mario Vaquerizo (modelo protagonista del desfile).

 

Continuamos la jornada con Hannibal Laguna que nos lleva donde se pone el sol. Más concretamente, a los jardines ancestrales de Oriente. A sus aromas, sus colores, sus mujeres. Mediante fajines, kimonos, vestidos quipao y bordados botánicos, nos enamora con cada prenda. Los trajes livianos en tul y muselinas de seda se compaginan con damascos geométricos, plisados de garza en espiga y  jacquards con hilos doré para contar un cuento de bordados en cristal y matices iridiscentes de mil y un colores.

 

 

También disfrutamos de Anna Locking; fiel a su estilo, la diseñadora nos propone una colección sin miedo a la oscuridad, titulada ‘Fear’, que pone el broche de oro a los 10 años de trayectoria de su firma. El color negro ha sido uno de los grandes protagonistas para esta apuesta, pero la paleta no acaba ahí, al negro más intenso le han acompañado otras tonalidades como el azul midnight, el rojo granada, el naranja vibrante y el negro ónix. Los tejidos siempre son una seña de identidad de Ana, que esta vez ha combinado algunos más tecnológicos y guateados en el comienzo y luego ha proseguido con lanas afieltradas en merino y alpaca e, incluso, organza con dibujos brocados.

 

 

Por último disfrutamos de Ágatha Ruiz de la Prada que superó el aforo del auditorio y enmoquetó la pasarela con una bandera de España. Las raíces de la Casa – localizadas en la pana, el terciopelo y los volúmenes arquitectónicos– y la sastrería de sus costureros fueron coprotagonistas de una pasarela amenizada por Sarandonga de Lolita, Solo se vive una vez de Azúcar Moreno y Marcha de Rosario Flores.

 

 

Entre desfile y desfile volví a disfrutar de “CibelesEspacio”. En esta ocasión me animé a probar un peinado de la mano de Dyson Hair. Una propuesta cómoda, diferente y original. También pasé por el stand de Carrighan donde pude probarme la nueva colección, Velluto, que ya mismo estará disponible en su web.

 

 

Vuelvo a casa repleta de inspiración y nuevas ideas para no parar de crear estilismos.

 

Espero que os guste,

 

Un saludo,

 

 

EC.